Páginas vistas en total

martes, 1 de mayo de 2012

Los preámbulos.

Ayer, mientras esperaba en la sala de espera, en la consulta del traumatólogo, sin saber muy bien, si me iban a infiltrar, o a darme hora para el anestesista, me hice una serie de preguntas.
1.- ¿Por qué siempre llueve a las salidas y entradas de los colegios?
2.- ¿Por qué siempre se desparejan los calcetines?
y, tal vez, la más importante, qué había hecho yo para merecer estar tan bueno, ser tan empecinadamente atractivo.
Todo, sin duda, se resumía a que mi vida la había vivido con un pie en la realidad de la vida y el otro en el mundo de la imaginación, donde un sombrero, mi sombrero, me había ayudado a llegar a vivir las suficientes vidas como para poder intentar compartirlas con todos.
Estos preámbulos son y pretenden ser un franco coqueteo con los puntos erógenos de todos aquellos tipos y tipas que les guste leer, expresarse y criticar.
Esta página, "Historias de un Sombrero", es un pliego de descargo donde todo el mundo es libre, de escribir su propia historia o la historia de su sombrero.
Que nadie se sorprenda, porque aquí habrá muchos protagonistas.

4 comentarios:

  1. Anónimo1/5/12 17:07

    Adelante, sé el segundo en escibir un comentario. Este es de prueba, pringado!

    ResponderEliminar
  2. Por fin un blog que merece la pena leer!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por el Blog Shauferman! aqui estaré a diario deleitandome con tus anecdotas. Un saludo, Locho!

    ResponderEliminar
  4. Jaajjaaaaaaa... me encantaron tus pensamientos antes de entrar a consulta. Mortal el de la belleza, es lo q me pregunto yo todos los dias. jaajjaaaaaa. Felicidades por el blog, està genial.

    ResponderEliminar

Mi Ping en TotalPing.com
Licencia de Creative Commons
Historias de un sombrero by Ricardo Shauferman is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 3.0 Unported License.