Páginas vistas en total

lunes, 14 de mayo de 2012

La impotencia de Shauferman.


No sé si es que he empezado la semana demasiado pronto; el sábado; o que me queda por delante mucha semana, que acabará sino queda más remedio el sábado que viene… No sé si no será también que la vida te da varapalos, y ves a hombres llorar porque no pueden hacer nada ante la impotencia, o si la  impotencia la tengo yo por ver cosas que me superan, y tengo las manos atadas o no quiero desatarlas y eso me da más asco todavía.
Pero la verdad, sinceramente, estoy hasta los cojones. Estoy cabreado, enfadado y sino al menos encolerizado, porque empiezo a tener una hartura que se sale de lo normal. Mucha hartura….
Un sacerdote de Xestoso ha dicho en su homilía que él también está hasta los cojones, aunque lo ha dicho con palabras más ortodoxas. Se ha dado cuenta, como muchos más que ya está bien de tanto despropósito, de que estamos sentados sobre una olla a presión y que como no pongamos atención a la válvula de purga, esto nos va a explotar en las manos y en la cara.
Yo, que soy padre de familia numerosa, también me estoy dando cuenta. Me estoy dando cuenta de que sigo cobrando lo mismo, pero todo ha subido. De que voy al banco de toda la vida, y se me quedan mirando como si les debiera la vida, y eso me repatea el estómago, el esófago y hasta la pituitaria. Me empieza a asquear la media sonrisa de falsedad que me pone la interventora cada vez que me acerco, como si llevara en la mano un platillo a pedirle una limosna.
-          ¡No, señora, no! Es usted la que trabaja aprovechándose de la miseria de los demás. – Esto lo pienso, pero no lo digo en voz alta.

-          ¡¡¡Váyase usted, señora interventora, a la mierda!!!! – le espetaría en su cara de cínica…. Pero no lo hago, estoy sobrado de educación y culturilla general.
Y hasta de eso, hoy tengo un mal día. Estoy harto de los tipejos que van a todo gas, como si fuera el circuito de Mónaco por el centro de Ferrol, con sus vehículos de todo a cien pesetas, “maqueados” como si fueran la horterada del coche fantástico pero con la voz estridente de una vedette ajada.
Y ¿Qué me dicen de los niñatos? Esos adolescentes que pasan por tu lado y te dicen cosas como “Eh!, tío, tienes un cigarrito?” Y tú con educación desmesurada, titubeas, y les dices “No, no tengo.” Y se marchan partiéndose la “caja”, que dicen ahora porque creen que te han asustando.
-          ¡Escucha retaco, no tengo fuego, y no lo siento! ¡Al contrario, estoy muy satisfecho de no fumar! ¡Que te jodan, mocoso de mierda! – Pero tampoco lo dices no vaya a ser que pase un guardia de la porra y te meta un paquete cuando poco por maltrato infantil…. Hasta este punto hemos llegado.
Y después hay gente que dice: “Yo no soy creyente”. Pero, no se da cuenta de que acatan los mandamientos y las leyes divinas mejores que algunos santurrones, poniendo una y otra vez la otra mejilla… y cada vez que van al banco, a la financiera de turno, reciben el “beso de Judas”, y con carmelita paciencia lo aguantan todo como Jesucristo aguantó su cruz…
Y es que estoy enfadado. No sé si no serán las hemorroides, la muñeca, el talón, que tengo sobrepeso, o la barba revirada. No sé si será que estoy hasta las narices por no decir hasta los huevos porque tienen que pasar cosas malas, ¡horribles!, para que metamos mano, y nos volvamos solidarios.
Tuvo que morir un compañero, para que nos diéramos cuenta de lo valiosa que es la vida, pero sobre todo de lo valioso que es irse de la misma con las cuentas claras y la conciencia tranquila, como hizo él. Y darnos cuenta que cada día que pasa, tenemos que darle gracias a Dios, a Alá o a Buda, al que sea, a los marcianos de Marte o a la ciencia e Internet. Pero que debemos dar gracias de estar un día nuevo sobre la tierra, y ver la luz del sol, aunque hoy esté nublado. Y que no debemos desaprovechar la oportunidad de decir las cosas, de pedir perdón, de volver la mirada atrás y decir “lo siento”.
Tuvo que desaparecer Marta del Castillo. Tuvo que morir torturada Sandra Palo. Y tuvieron que salir a la calle impunemente sus asesinos para que nos diéramos cuenta de que algo no iba bien con nuestro sistema judicial.
-          3/01/2012 Antonia 54 años. Asesinada en Puig-Reig
-          8/01/2012 Carmen 80 años. Asesinada en Zafra
-          9/01/2012 M.Rosa 42 años. Asesinada en Tarragona
-          13/01/2012 A.R. 56 años. Asesinada en Mollet del Vallés
-          18/01/2012 Estrella 45 años. Asesinada en Alcaudete
-          21/01/2012 —- 33 años. Asesinada en Santa Coloma de Queralt
-          24/01/2012 Manprit Kaur 25 años. Asesinada en OLOT
-          27/01/2012 —- 51 años. Asesinada en Granollers
-          4/02/2012 Elisa 49 años. Asesinada en Guadassuar
-          2/03/2012 Julia 65 años. Asesinada en Vilardevós
-          25/03/2012 Caridad de los Ángeles 39 años. Asesinada en Tolosa.
-          14/04/2012 Nicole 28 años Asesinada en Tuineje
-          15/04/2012 Rosario 53 años. Asesinada en Sevilla
-          15/04/2012 Ana Mª 24 años. Asesinada en Estepa
-          24/04/2012 Tina 74 años. Asesinada en Madrid
-          2/05/2012 Carmen 25 años. Asesinada en Elche
-          12/05/2012 M.J.G.L 48 años. Asesinada en Manzanares
Yo, hoy, no quiero perdonar… quiero ver que mi País por el cual juré hace muchos años derramar hasta la última gota de mi sangre por él, hace algo por aquéllos, desvalidos y desprotegidos, que ronda el umbral de la miseria y la vergüenza a un paso del hambre, y de la crispación.

3 comentarios:

  1. Lo unico que puedo decir es que tienes toda la razon, como en todo lo que dices

    ResponderEliminar
  2. Me suelo equivocar, excepto en aquéllo de que soy muy guapo.

    ResponderEliminar
  3. Estás amargado? Pues ya sabes, ajo y agua!!!!

    ResponderEliminar

Mi Ping en TotalPing.com
Licencia de Creative Commons
Historias de un sombrero by Ricardo Shauferman is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 3.0 Unported License.